EDUCACION Y ECONOMIA: terminos en conflicto?

 

Corrupción terminológica 1:  EDUCACION –  ECONOMIA  ¿TERMINOS  EN CONFLICTO?, 
Es el mundo al revés: el modelo  exige a la realidad que se adecúe a él: el zapato obliga al pie a que se encoja y entre en su horma, al dueño del pie le salen ampollas y le duele, !pero le encanta “el modelo”!

Cada vez  estamos más urgidos a investigar el universo conceptual de la economía – mejor dicho de  “las economías” si  no queremos caer en el ejército de tontos útiles que –aceptando  como reales el progreso  y  bienestar predicados por un hipotético futuro en contexto de modernidad –  que silencia en  “inocente alianza” con los artífices del derroche y apetito de consumo, los verdaderos efectos que desencadena el dogma económico del “big trend”.  En esta perspectiva, conceptos como mercado, desarrollo y crecimiento  en su moderna acepción  son el común denominador de todo tipo de emprendimientos afiliados  a la gran familia de palabras-constructos con que empresas y agencias de mercadeo promueven la utopía global contemporánea. Desde su esquema se  asume como cierto y casi sin cuestionamiento,  que la educación  es el canal por el que necesariamente  deben  incorporarse  las poblaciones del mundo  a los beneficios del “sistema” (producción-consumo-mercado libre-progreso) y sus promesas y por eso se habla de la “sociedad del conocimiento”. Se desprende en esa lógica,   que los educadores: profesionales y “técnicos” del comportamiento y la instrucción, seamos quienes -distinguidos con el honroso papel de “agentes del cambio”- conduzcamos a generaciones  sin cuento, al “éxito del progreso” y  a la “tierra prometida” por las ciencias del marketing  servidoras de la todopoderosa  economía hegemónica.   La idea, cada vez más reconocible en medios de  prensa, redes virtuales y publicaciones es que los maestros (de cualquier nivel o modalidad) tenemos la mayor responsabilidad y también el gran  “honor” de  facilitar esa tarea abriendo el camino, despejando dudas, entrenando y eliminado obstáculos para que -quienes comprenden y conocen  de mercados interno-externo, estabilidad,  “inclusión económica”, “evasión” “chorreo” “progreso”, valor agregado y crecimiento financiero- es decir: los infalibles “gurús” de la sagrada y única economía posible, [1][2], sean obedecidos en la misión de incorporar todos  los pueblos del globro terráqueo al “progreso” ….!

[1] cada sociedad y cultura tienen la posibilidad y el derecho de generar formas de producción, reproducción sostenimiento y administración específicas desde su propia matriz.  La humanidad ha sido y es perfectamente capaz de alcanzar bienestar mediante la convivencia de sistemas económicos diversos .  Esta es una realidad histórica pero contemporáneamente amenazada  desde  la omnifagia del sistema hegemónico.

[2]La posibilidad de  admitir formas de agencia económica, gobierno y  propuestas de desarrollo alternas a los dogmas de la  economía consagrada por Harvard, Cambridge y MIT es una quijotada, una locura o en el mejor de los casos una veleidad intelectual.  Dadas las actuales condiciones mentales y de legislación internacional, es remota la posibilidad de una interculturalidad  sostenible que reconozca y  facilite diversidad de formas de  producción y administración a los  pueblos según su cultura

http://www.uned.es/ntedu/espanol/master/primero/modulos/tecnologia-y-sociedad/pensamiento-unico.htm